Revista N║2

Resumen

              El presente estudio demuestra el enfrentamiento dialéctico de dos líderes con cierto peso político y económico. George W. Bush y Hugo R. Chávez Frías se presentan ante el mundo como dos enconados rivales, sin embargo como se podría ver a lo largo del presente trabajo hay aristas contradictorias en la relación de ambos personajes del “concierto político mundial”.
              Si bien Chávez  se enfrenta ante el avance neoimperialista estadounidense  reflejado en la posibilidad de generalizar el ALCA en toda América Latina, algo que el primer mandatario venezolano rechaza enfáticamente, pero indudablemente existe un “pequeño ALCA “ a partir de la venta de petróleo venezolano a los EEUU.
             Las contradicciones entre el discurso y la acción entre Bush y Chávez serán  la variable más importante de este estudio.

Abstract

              This paper reveals the “strong language battle” between two political leaders with a relative political and economic importance in the world. The following work would show some contradictions in the relationship between George W. Bush and Hugo R. Chávez Frías although both of them introduce themselves as enemies in the political world-wide scenery.
          Despite Chávez’ rejection to the possibility of general spread of ALCA in Latin America in considering it the symbol of American new imperialism, Venezuela sells its petrol to the United States  displaying in this way a sort of “little ALCA”.
           Contradictions in both Bush and Chávez speeches and actions will be the main factor to be explained in this work. 

 “Las grandes contradicciones entre las acciones políticas y el intercambio de petróleo entre dos adversarios políticos: Hugo Chávez Frías versus George W. Bush.”

*Por Andrew Rup

                 Introducción

            El análisis de los elementos políticos y económicos tiene una importancia central para comprender los efectos que producen el discurso para la Nación y otro para el esquema internacional, creándose una rara paradoja en la relación de Hugo Chávez Frías y George W. Bush.  A través de tal discurso hasta cierto punto combativo podría  verse a los mismos como tácticas  para arruinar  y denostar a su oponente en una batalla geopolítica y regional
El objetivo de este trabajo es analizar para qué sirve la retórica del  discurso ideológico de los líderes y hasta que punto  porqué las palabras no se reflejan en acciones directas y cómo los pueblos y las economías afectan la situación.  También sería interesante analizar los efectos de los discursos y en que contextos funcionan o no.
A partir del fracaso del golpe de estado del 11 de Abril, 2002, las relaciones entre los gobiernos irían deteriorándose en forma sostenida, debido a que existirían pruebas de que grupos norteamericanos estuvieron detrás del golpe, esto haría que el discurso de ambos líderes sea más antagónico, de esta manera Bush y Chávez continuarían su guerra dialéctica tocando cualquier tema como por ejemplo: Irak, ALCA, y Cuba para enfrentarse. Sin embargo, la importación del petróleo venezolano seguiría una baza de 10% o mayor del todo el petróleo importado a los Estados Unidos, y para Venezuela 2/3 de sus ganancias petroleras vendrían desde el EEUU  y también  representarían una porción sustancial de su PNB.
Siguiendo el planteo anterior se podrían esbozar los siguientes problemas: ¿Cómo podría analizarse  la importancia y funciones de los discursos políticos en comparación con el intercambio del petróleo? ¿Cómo podrían funcionar juntamente estos aspectos aparentemente contradictorios? ¿Quién tendría éxito en el uso de su discurso?

 

Hipótesis
            “El discurso antagónico entre los líderes Chávez y Bush, a pesar de la contradicción con el intercambio de petróleo, les serviría para dos objetivos: Para desacreditar al oponente en una pelea geopolítica por influencia regional y para estimular y movilizar al pueblo reforzando valores nacionales y creando una herramienta de popularidad”.

            Una breve introducción a las raíces del los liderazgos Para comprender los valores y metas de los líderes Hugo Chávez Frías y George W. Bush sería útil dar una pequeña introducción analizando sus raíces personales e ideológicas.  Empezando con sus juventudes, Chávez y Bush nacieron en dos situaciones que no pudieran ser más distintas.  Chávez nació en una casa de palma en un pequeño pueblo en la llanura venezolana el 28de Julio, de 1954.  Bush nació en el 6 de Julio diez años antes de

*George Washington University - EEUU
Chávez en una familia de un veterano de la segunda guerra mundial, notable empresario en el negocio petrolero y futuro presidente George Herbert Walker Bush.  Como un niño Chávez jugaba béisbol y vendía papayas y dulces en las calles de Sabineta de Barinas.1  Bush asistiría a uno de los colegios más prestigioso en los Estados Unidos, Phillips Academy, y después a Yale University siguiendo una tradición en la familia.  Durante sus campañas electorales siempre ha formado exitosamente la imagen de un hombre común que es religioso, un pescador, un amigo y un hombre de la familia y del campo.  La verdad es que su abuelo era un senador, su padre un presidente y su familia miembro de una dinastía del elite de la costa noreste, lo que Chávez diría la oligarquía.
Chávez empezó su educación informal en la casa de unos amigos bajo la voluntad de José Esteban Ruiz Guevara, un ex-guerrillero Comunista, donde Chávez leía las obras de Rousseau, Maquiavelo, Marx y Lenin. Después asistiría a la Academia Militar de Venezuela como una de las únicas opciones de salir de su pueblo.2  Indudablemente su experiencia más formativa era su tiempo en el ejército donde conoció al general peruano Juan Velasco Alvarado y fue movido por su revolución nacionalista.3 
Durante su carrera se reunía con miembros de distintos grupos de la izquierda incluyendo Causa R, Movimiento al Socialismo (MAS), Partido de la Revolución Venezolana (PRV) y también formó el grupo Ejército Bolivariano Revolucionario (EBR-200).  Sin embargo, cuando llegó el tiempo del golpe de estado, el 4 de Febrero 1992, no se trataría de un movimiento comunista ni socialista sino uno exclusivamente militar y popular.  El Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR) y el Chávez de hoy día siempre han sido un movimiento populista-militante-nacionalista híbrido, que está atado de su desprecio por el antiguo poder de la oligarquía y un proclamado amor por el pueblo y el hombre común.4
Hay dos metas grandes de Chávez: la implementación de un programa para traer justicia social y económica al pueblo usando los recursos del petróleo Venezolano (Pdvsa) y la consolidación de su poder dentro de Venezuela y en la región para asegurar su capacidad de hacerlo.  La competencia regional muestra un alto grado de nacionalismo y patriotismo en el discurso contra el imperialismo de los Estados Unidos.  Especialmente a partir del intento del Golpe de Estado en el 11 de Abril, de 2002, la retórica del venezolano contra los Estados Unidos ha llegado a un furor explosivo. Y bien, es el discurso inflamado, movilizador y a veces “asqueroso” que hace Chávez una de las figuras políticas más interesantes y discutidas en el mundo.
Bush, el otro jugador en esta batalla por legitimidad con Chávez, es la figura política más controvertida en el mundo, no por sus palabras (nunca ha sido un hombre de muchas palabras) sino por sus acciones y por el poder global de su país.  Debemos admitir que Bush y su administración más aun son veteranos de la guerra fría y tienen un pensamiento verdadero de realpolitik o realismo aunque traten de representar un estilo de “liberalismo internacional”5 en su discurso.  El concepto de liberalismo internacional está ligado a conceptos de la expansión de democracia, derechos humanos, libre mercados y cooperación en organizaciones e instituciones multilaterales.  Sin embargo, Bush no es un Woodrow Wilson ni un Jimmy Carter.  Una revisión biográfica de los miembros de su gabinete mostraría, en relación a Latinoamérica por los menos, una fuerte concentración de diplomáticos de la guerra fría bastante realistas en su pensamiento.  Por ejemplo, está Otto Reich quien fue nombrado en 2002 por Bush como asistente secretario de el Hemisférico Oeste en el Departamento del Estado y eventualmente serviría como el Enviado Especial de la Casa Blanca en la región, un Cubano Americano, severo Anti-Castrista, un miembro importante en el escándalo de Irán-Contras6 , y un personas con lazos extensivos con los golpistas Venezolanas en 2002.7   También juega Roger Noriega, quien fue aceptado en el puesto de Secretario Asistente al Hemisférico Oeste, un Anti-Castrista asociado con la prolongación del embargo sobre Cuba y ligado a  los Golpes de Estados en Venezuela y en Haití.8   La dureza de las opiniones y posiciones de Bush y su administración serían otro elemento que contribuía a la polarización con Chávez. 
Podemos decir que ningún lado en la guerra de palabras demuestra fuertes habilidades en diplomacia ni en conciliación, existen dos sistemas y dos políticos muy rígidos en sus creencias.  Los distintos ambientes y formaciones personales seguramente crearon dos líderes con distintas metas e ideologías.  Sin embargo, vamos a ver que ambos políticos usarían un discurso para crear imágenes que no necesariamente reflejan la verdad.  Esto es lo que vemos en la superficie, lo que corre abajo es la continuidad de las relaciones petroleras que nos dirían otra cosa, pero por lo momento dejamos este tema.

Fundamentos del discurso nacionalista, populista y anti-imperialista de Chávez

“Pendejo”, “Burro”, “Cobarde”, “Asesino”, “Hitler”, “Borracho”, “Míster Danger”, “Terrorista”, “Loco” y muchos términos más han sido los apodos que Chávez usa en referencia a Bush.  Para su canciller, Condoleezza Rice, Chávez se refiere a ella como a una “analfabeta” quien “no puede leer la realidad del país” y una mujer frustrada sexualmente.  La lista de insultos no parece acabarse.  ¿Por qué “mis mejores socios de petróleo” no cabe  dentro del vocabulario que Chávez concede para los dirigentes estadounidenses?  Bueno, el discurso de presidente Chávez es uno de sus aspectos más interesantes y controvertidos, siempre generando noticias en el mundo.  Es un orador dinámico con un estilo populista, militante y que presenta elementos de panamericanismo.  Él usa varias fuentes en su discurso citando a Simón Bolívar hasta John F. Kennedy.  Hay distintas teorías sobre su discurso y las raíces, pero hay un consenso general que Chávez ha formado una grande e íntima relación con las clases bajas de Venezuela las cuales son una gran mayoría en el país.  Sin embargo, Chávez no se considera ser un populista ni de izquierda, porque para él estos son movimientos fracasados de Latinoamérica y Chávez es revolucionario.  En su entrevista con Marta Harnecker, Chávez discute su diferencia al populismo del pasado,

“Yo no creo de verdad que este accionar esté produciendo un pueblo de mendigos. No lo siento así porque nuestra actitud no es la de aquellos gobernantes que llegaban a un pueblo con una bolsa de billetes, repartían dinero o andaban con una bolsa de comida -eso sí era populismo-. Yo soy enemigo de eso. Nosotros estamos recogiendo necesidades, procesándolas. Y ese procesamiento de la información nos permitirá tener una base de datos de todas las personas a las que se ha dotado de viviendas, de tierra, de micro créditos, para poder evaluar tres años después todo lo que hemos hecho, y qué grado de organización social viene quedando como resultado de nuestra acción.” 9

Este es Chávez, un hombre con desprecio para fijaciones y enseñas a pesar de que su eslogan durante la campaña de la referéndum fuera “Chávez es el Pueblo,”10 una cita evocadora de Juan “Pueblo” Perón en Argentina.  Usando la definición de Kirk Hawkins, quien define al populismo a mínimo nivel como la presencia de un módulo carismático de lazos entre el pueblo y los políticos, y un discurso democrático que usa la idea de  voluntad popular en una lucha del pueblo contra la elite, podemos decir que Chávez es populista.11   Esta lucha contra la elite tiene su representación en forma internacional también con su discurso anti-imperialista en una ‘Latinoamérica versus los Estados Unidos’ mentalidad.  Weyland contribuye al teoría que populismo está marcado por un líder que alcanza una relación con su base tras una manera directa y cuasi-personal, evitando organizaciones intermediaras establecidas, especialmente partidos, si el líder establece un partido se queda como un vehículo con bajo nivel de institucionalización. 12
Su lazo fuerte con el pueblo, sin embargo, no explica el discurso belicoso e incendiario que marca su estilo, eso seguramente tiene raíces en su desarrollo en el ejército. Tras sus discursos y su participación adentro de grupos subversivos y su experiencia como profesor de la historia militar venezolana en el ejército, él desarrolló una gran capacidad como orador carismático mucho antes de su primera campaña electoral.  Pero los que conocen a Chávez, sus íntimos confidentes, no saben exactamente la razón de su retórica combativa y a veces vulgar.  Herma Marksman, una amante y co-conspiradora con Chávez antes del golpe de 1992, ha sido una observadora de un cambio en el diálogo de Chávez.
“En una de sus últimas concentraciones, antes de ganar la presidencia en 1998, le dice ‘el 6 de diciembre [día de las elecciones], nosotros, ustedes y yo, vamos a envolver a los adecos [socialdemócratas] en una bola gigantesca de...—hace una pausa y acota—no lo puedo decir porque es una grosería.’ Tampoco hace falta. La multitud, en un coro eufórico contesta: ‘¡De Mieeeerda!’ Así lo recuerda, espantada, Herma Marksman, ‘para mí fue demasiado fuerte’. No era así el Hugo que conocía. Y no es la única en sorprenderse. Esta imagen agresiva, pugnaz, incluso vulgar, resulta –para aquellos que lo conocen de otros tiempos—un tanto desconcertante. Hay quienes piensan que sólo se trata de una estrategia comunicacional. Otros creen que su popularidad y el poder ya lo estaban transformando. Y quienes sospechan que puede tratarse de ambas cosas a la vez.”13

Su discurso convoca varias preguntas sobre que significa su estilo.  ¿Es un militar que no  sabe actuar como un diplomático?  O  ¿Provoca reacciones para crear una confrontación, vencer a su oponente y después consolidar su poder?  Estas preguntas son puntos clave y vagos en el análisis del presidente; todavía no sabemos quien es el verdadero Chávez.  Su discurso siempre moviliza al pueblo y crea polarización también a través de la necesidad de un enemigo sea la oligarquía o los Estados Unidos y el imperialismo.
            Una de las características del Chavismo es su discurso de la “Revolución Bolivariana”. Como el tema del “liberalismo democrático” para Bush en su discurso, el bolivariano y ‘socialismo’ sería el contraparte moral para Chávez.  Los dos fundamentos morales juegan el mismo papel en reforzar valores nacionales y movilizar al pueblo. A la vez son útiles para criticar a sus oponentes.  No tan sorprendente es que el mismo vocabulario aparecería en ambos discursos. Veamos la conclusión del discurso de Chávez ante la ONU el 15 de septiembre, 2005,
“Pues bien, nosotros lucharemos por Venezuela, por la integración latinoamericana y por el mundo. Reafirmamos aquí en este salón nuestra infinita fe en el hombre, hoy sediento de paz y de justicia para sobrevivir como especie. Simón Bolívar, padre de nuestra patria y guía de nuestra revolución, juró no dar descanso a su brazo, ni reposo a su alma, hasta ver a la América libre. No demos nosotros descanso a nuestros brazos, ni reposo a nuestras almas hasta salvar la humanidad. Señores, muchísimas gracias.”14

Los discursos de ambos políticos están repletos de referencias míticas a la libertad, la democracia, los derechos humanos, la patria, la fe, la humanidad y la justicia como grandes metas vagas. También ambos condenan al terrorismo, tiranía, opresión, dictaduras como enemigos morales.  Los líderes toman las mismas palabras y frases, y las usan en discursos, obviamente en contextos distintos, pero bastante parecidos a la vez.  El sistema capitalista y los mercados libres es el único tema donde Bush siempre refiere a los aspectos positivos y Chávez siempre lo habla en sentido opuesto.  Pero acá también veremos que las acciones hablan con más fuerza que las palabras.

Fundamentos del discurso nacionalista y democrático de Bush

Las políticas internacionales del gobierno de Bush están notablemente influidas por los ataques terroristas del 11, de Septiembre de 2001 y el conflicto con el Medio Oriente.  Con esta situación en mente, la base fundamental del discurso de la administración sería influido más por una profunda tradición histórica de nacionalismo estadounidense lo cual transmite en los discursos de libertad, democracia, derechos humanos y otros valores que los dirigentes del EEUU han considerado incuestionables y universales. En el discurso inaugural del segundo presidencia de Bush en 2005, el presidente constantemente refiere a la expansión de la libertad y los valores ‘universales’ y democráticos en la escena global.  Habla también sobre el rol histórico de los Estados Unidos como catalizador fundamental de este proceso.

“Los intereses vitales de los Estados Unidos y nuestras convicciones más profundas ahora son una unidad. Desde el día de nuestra fundación, hemos proclamado que todos los hombres y mujeres de la Tierra tienen derechos y dignidad, y un valor sin igual, porque son semejantes al Creador de los Cielos y la Tierra. En todas las generaciones hemos proclamado el imperativo de la autonomía, porque nadie es adecuado para ser patrón y nadie merece ser esclavo. (Aplauso). Es la promoción de estos ideales la misión que creó a nuestra nación. Es el logro honorable de nuestros padres. Ahora es el requisito urgente de la seguridad de nuestra nación y el llamado de nuestros tiempos.”15

Esta frase refleja no solamente la opinión de Bush y su gabinete sino también los sentimientos del pueblo estadounidense y su propia creencia que los otros pueblos del mundo deberían vivir y seguir esta fórmula de democracia impuesta por los Estados Unidos.  Este tipo de discurso siempre presente en el país crea un mito de grandeza que impone una misión o una responsabilidad sobre los Estados Unidos de ser el liberador de los pueblos oprimidos.  Frecuentemente la idea de expandir la libertad, democracia y los mercados libres no toma en cuenta otros factores como historia, cultura y nacionalismo de otros países.  La autora Minxin Pei, desarrolla una hipótesis que los Estados Unidos es una nación altamente nacionalista pero no se reconoce como nacionalismo sino un tipo de liberalismo democrático que deben ser aceptado a nivel universal, una idea que tiene tres consecuencias inmediatas. 

“Primero y relativamente pequeño en importancia es que la falta de sensibilidad en sus políticas genera un alto nivel de resentimiento en los gobiernos y pueblos extranjeros.  El segundo y definitivamente más serio, es que estas políticas se tienden a  perjudicar los Estados Unidos cuando tratan de socavar regímenes hostiles en el extranjero.  Este es porque el nacionalismo es uno de las pocas ideologías crudas que pueden combatir el poder de liberalismo democrático…Finalmente, porque el nacionalismo de los EEUU maneja las políticas, el comportamiento americano les parece bastante hipócrita a otras naciones.  La hipocresía es especialmente flagrante cuando el EEUU no adhiere a instituciones globales por la razón de defender la soberanía Americana (como en los casos del Protocolo de Kyoto, la corte internacional de crimen y el trato prohibición de prueba nuclear).”16

Una razón que el discurso político tiene la tendencia de enojar otros países y ignorar los sentimientos nacionalistas de otros países es porque el discurso específicamente es diseñado y dirigido hacia el pueblo norteamericano.  Los discursos inaugurales y otros son para que la gente se sienta orgulloso de su país.  Un político no puede hacer daño domestico repitiendo cumplidos de que su país es la cuna de la democracia y la libertad y el pueblo es la representación mas importante de esta vitalidad.  La cantidad de veces que los dirigentes usan palabras y frases como “libertad”, “democracia”, “la lucha contra la tiranía”, “derechos humanos innegables”, “justicia” es bastante efusiva.  Obviamente, por el gobierno, hay una estrategia de usar palabras que traen buen sentimientos al pueblo para la meta de ganar apoyo en su política internacional, aunque muchas veces el contenido del discurso en realidad tiene poco que ver con los objetos primarios del gobierno.  Dicen lo que el pueblo domestico quiere escuchar, por lo tanto, aparece insensible a otros países.  En un discurso a la National Endowment for Democracy (NED), la organización mas usada en los Estados Unidos para diseminar en contra de Chávez, Bush habla sobre el rol de los EEUU en una manera bastante egoísta,

“Desde el día que Presidente Ronald Reagan creó esta organización, el mundo ha visto la avanza más rápida de instituciones democráticas en historia. Y americanos (Estadounidenses) somos orgullosos de que hemos hecho nuestro rol en este gran cuento. Nuestra nación protegió fronteras tensas. Hablamos por los derechos de disidentes y las esperanzas de los exiliados. Hemos ayudado la construcción de nuevos democracias sobre las ruinas de tiranía. Y todo el costo y sacrificio de la lucha valió, porque desde Latinoamérica a Europa a Asia, hemos logrado la paz que trae la libertad.  En este nuevo siglo, la libertad de nuevo está asaltado por los enemigos determinado anular generaciones de progreso democrático. Otra vez estamos contestando a una campaña global de terror con una campaña global de libertad. Y otra vez, veremos la victoria de libertad.”17

Aunque ninguna de estas citas menciona a Chávez, de hecho la mayoría son referencias a la guerra contra el terrorismo, son los mejores ejemplos para mostrar el fenómeno de los valores norteamericanos.  Para otros países, los discursos así tienen un alto grado de nacionalismo y más aun egoísmo estadounidense.18
Desde los medios de los ochentas y después con la caída de la Unión Soviética los Estados Unidos ha gozado de un monopolio de su modelo económico capitalista neo-liberal especialmente en el hemisférico Oeste.  Para el gobierno estadounidense y la mayoría del pueblo norteamericano, capitalismo y el libre mercado es un componente esencial de este concepto del modelo de “liberalismo democrático.” Hay muy poca flexibilidad en el cuestionamiento del sistema hasta que alguien como Hugo Chávez que pretende criticar el modelo se vuelva en un subversivo de los pilares de democracia.
Aquí, tendríamos la base del argumento entre Bush y Chávez.  Bush atacaría Chávez por siendo anti-democrático, un tema que supuestamente tendría mucha resonancia en el pueblo estadounidense, proponiendo un descenso gradual del régimen de Chávez; desde mostrando sus huellas anti-democráticas avanzando hacia totalitarianismo ¿Hacia terrorismo?
Chávez respondería con un ataque verbal sobre el imperialismo económico y militar de los EEUU y la opresión estadounidense sobre los pueblos latinoamericanos.  Siempre habla con el optimismo de un mejor futuro para el pueblo venezolano y los pueblos oprimidos del mundo.  También llamaría a Bush un terrorista por las contradicciones entre su discurso de democracia y derechos humanos y la guerra en Irak.

Competencia Económica y Regional

Antes de medir los éxitos y fracasos de ambos líderes y sus discursos ideológicos debemos ubicar la base de esta rivalidad tenaz.  Hay una verdadera competencia entre Venezuela y los Estados Unidos para ganar influencia en la región e implementar distintos sistemas (o por lo menos valores) económicos. 
El fenómeno de Hugo Chávez surge como una respuesta al modelo económico neoliberal, y como una alternativa superadora del capitalismo rentístico (aunque todavía sigue esta fórmula).19   Este último, durante las décadas de los ochentas y noventas mostró su gran debilidad.  El gobierno se endeudó por cálculos fantásticos de rendimientos futuros, y las bancas internacionales le prestaban simplemente por la renta petrolera futura.  En manos privados, hubo una gran huida de capitales privados, poca inversión y el Estado se quedó endeudado con la elite suficientemente opulenta.20   La inflación, el desempleo, las devaluaciones, la mala distribución de ingresos, el colapso de servicios públicos, y los bajos sueldos fueron aumentando la inestabilidad política y formaron una gran parte de la razón por la cual Hugo Chávez y su Ejército Bolivariano Revolucionario intentaron un Golpe de Estado el 4 de Febrero de 1992. 
Según las políticas del FMI, los países del ‘tercer mundo’ enviaron 178 mil millones de dólares al Banco Mundial durante 1984 hasta 1990, siguiendo una fórmula de pagar la deuda externa y de cortar gastos públicos.21   La Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe de la ONU (CEPAL) declaró que la pobreza ha aumentado notablemente desde 1980 y que la distribución de ingresos ha empeorado en casi todos los países.22   Otro factor para el aumento de la animosidad ha sido el proteccionismo de los productos agrícolas estadounidenses y la inhabilidad o resistencia de los Estados Unidos de bajar o eliminar tarifas en la única área donde los países latinoamericanos tienen una ventaja competitiva. Esta situación no logró revertirse ni en las conferencias del GATT en el OMC ni en otros acuerdos de libre comercio.  Finalmente, después de la Guerra Fría y con los nuevos conflictos del Medio Oriente, los Estados Unidos ha prestado muy poca atención a los problemas desarrollados en su propia región.  En este contexto, herramientas de integración económica, como el acuerdo de NAFTA, han sido disputadas apasionadamente, y en muchos casos cuestionando su efecto en términos de pobreza.
Ahí nace, esta nueva izquierda de figuras como Chávez, Evo Morales, Ollanta Humala, Andrés Manuel López Obrador, Daniel Ortega y otros, como Néstor Kirchner y Lula da Silva, quienes no representan una gran amenaza al libre mercado pero tampoco aceptan la posición de Washington automáticamente.  Otros asuntos señalan también una desconcertante realineamiento en las políticas de América Latina para el gobierno de Bush.  En 2005, la OEA, por primera vez en la historia de la organización rechazó el candidato propuesto por los EEUU para el puesto de secretario general, y finalmente los representativos aprobaron el candidato respaldado por Chávez.23   En una de las escenas más grandes para lucirse, Chávez encabezó, o por lo menos simbolizó el rechazo del ALCA en la conferencia de Mar Del Plata, en Argentina de Noviembre de 2005.  Su discurso en la conferencia fue sumamente vergonzoso para la administración de Bush, y más importante aun fue el toque final de un gran fracaso en su política económica internacional.
“Bien, nosotros, camaradas, compañeros, amigas, amigos todos, hemos venido aquí hoy a muchas cosas, a caminar, a marchar, a saltar, a cantar, a gritar, a luchar, pero entre tantas cosas de las que hoy hemos venido a hacer aquí en Mar del Plata hoy y cada uno de nosotros trajo una pala de enterrador, porque aquí en Mar del Plata está la tumba del ALCA. La tumba del ALCA. Vamos a decirlo: ¡ALCA, ALCA, Al carajo! ¡ALCA, ALCA, Al carajo! ¿Quién enterró al ALCA? Los pueblos de América enterramos al ALCA, hoy, aquí en Mar del Plata…!Que vivan las madres de la Plaza de Mayo!, sus hijos somos nosotros también, sus hijos no se perdieron, se transformaron en un pueblo y aquí están vivos en el pueblo argentino y en los pueblos de la América que se levantan de nuevo diciendo ¡no! a imperialismo, diciendo ¡no! al fascismo, diciendo ¡no! a la intervención, diciendo ¡no! a la muerte…en el siglo XVIII, naciendo aquella gran república, aquel gran estado que luego se convirtió en imperio, nació con las garras del águila imperial, lamentablemente desde el inicio, desde hace 200 años pues, Thomas Jefferson, dijo que Estados Unidos tenía tragarse—así mismo lo dijo, con esa expresión—tragarse una a una las nacientes repúblicas antes colonias españolas, desde entonces viene el plan anexionista, colonialista de Estados Unidos, así que nosotros no sólo debemos ser enterradores del ALCA sino enterradores y en mucha mayor dimensión, complejidad y profundidad, del modelo capitalista neoliberal que desde Washington arremete contra nuestros pueblos desde hace tanto tiempo.”24

Chávez buscaría ser el protagonista principal en la lucha contra el imperialismo, pero   el ALCA no se desplomó por el impulso de Chávez, los otros países de la región ya estaban en contra del proyecto del ALCA.  Chávez, como siempre, se aprovechó de la situación para imponer su figura por encima de los acontecimientos.
Influye no sólo con su retórica sino con su riqueza de petróleo también.  Desde que llegó al poder en 1999, Chávez ha invertido por lo menos 16 mil millones de dólares en decenas de países, la mayoría en Latinoamérica y el Caribe.  Algunos estudios estiman que la cifra podría ser tan alta como 27 mil millones de dólares.  Cualquiera sea, el monto correcto es mucho más que los 13 mil millones de dólares que ha invertido los Estados Unidos en el mismo periodo.25   Frecuentemente, Chávez humilla a Bush utilizando sus recursos económicos  con el objeto de influenciar las políticas de los países latinoamericanos.  En 2004, después de una serie de huracanes en el Caribe, Chávez ofreció un millón de dólares a la isla Nación de Granada, por contraste Bush inicialmente ofreció 50.000 dólares.26   Ya en la región del Caribe, Chávez está tratando de establecer Petro Caribe, un conjunto de petróleo con la intención de desarrollar un política integrada con doce naciones incluyendo Granada, Jamaica y por supuesto Cuba.
Desgraciadamente para Chávez, no va a tener éxito regalando petróleo a países sin reciprocidad clara.  Si, el pago de la deuda de Argentina de 2,5 mil millones de dólares al FMI27 , ayuda a fortalecer las relaciones bilaterales eso no implica que Argentina va a seguir el modelo venezolano.  Por todo lo que está gastando en la región no hay una garantía de retornos fijos.  John Negroponte, el director de inteligencia en los Estados Unidos, dijo que, “está gastando cantidades considerables de dinero involucrando Venezuela en la vida política y económica de otros países Latinoamericanos, eso, a pesar de las realidades y necesidades del desarrollo de su propio país.”28   Los comentarios de Negroponte no representan una recomendación de austeridad fiscal sino que demuestren la competencia en la región para comprar su apoyo.  Algunos defensores de Chávez también cuestionan los gastos internacionales, pero el hecho es que con los precios del petróleo a un nivel sin precedentes y una de las reservas más grandes en el mundo, podemos tener la expectativa que los regalos van a continuar.
Recientemente se sucedieron algunos impedimentos a la formación de una nueva Alianza Bolivariana.  La figura de Chávez fue un tema importante en las elecciones de Perú.  Ollanta Humala, un candidato plenamente respaldado por Chávez, perdió las elecciones de Perú.  Y bien, la elección de Humala habría ayudado mucho con la cohesión de la Alianza Bolivariana pero resultó ser una pérdida crucial.  Alan García, quien fuera un fracaso total en su primera presidencia durante 1985-1990, ganó las elecciones el 5 de Junio de 2006, e inmediatamente después, criticó la influencia de Chávez durante las elecciones diciendo, "El único derrotado es quien creyó que con sus millones iba a imponer un modelo militarista y retrógrado, es quien pretende expandir una forma de dominación y dictadura.  El pueblo peruano lo ha rechazado (…). Que sepa que aquí no queremos mandones ni militaristas"29 , dijo en clara alusión a Chávez.  También García proclamó que, “El destino de la independencia de nuestro país estaba en peligro, amenazado por dominación total e imperialismo…El imperialismo no sólo viene de las súper potencias sino también viene de vecinos, viene de los que buscan subordinar y manejarnos porque tienen riqueza.”30
Este acontecimiento no es el único que sugiere unos distanciamientos de Chávez.  Después de la nacionalización del gas en Bolivia, una acción propuesta por el líder venezolano, Brasil reaccionó en una manera desfavorable.  Petrobras, un gran defensor de un plan chavista de construir un gasoducto que conectarían Venezuela, Brasil y Argentina ahora presenta ciertas reservas sobre este proyecto de 20 mil millones de dólares.31   También este factor está causando algunas pequeñas perturbaciones en las negociaciones del MERCOSUR donde Chávez ha sido abiertamente crítico de Brasil.  Mas al norte, el candidato Mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para las elecciones del 2 de julio, ha combatido acusaciones que él es el próximo Chávez, diciendo que las comparaciones son ridículas y manteniéndose su distancia de la figura controvertida de Chávez.32
Es difícil saber que tipo de impacto tendrá en la región.  Su discurso moviliza e inspira al pueblo Venezolano y a muchos otros pueblos de Latinoamérica, sin embargo, es muy  polarizante.  Para los dirigentes de los países regionales, no queda tan claro el efecto de Chávez.  Algunos tienden a mirar la figura de Chávez en un tipo de cinismo cómico porque no les molesta ver el venezolano atacando verbalmente a los Estados Unidos. Al mismo tiempo, ellos se mantienen alejados del radicalismo y los aspectos milita del Chavismo.       
Tampoco sabemos exactamente donde va el esquema económico de la Revolución Bolivariana.  Las expropiaciones de compañías extranjeras y la reforma agraria masiva que temían los dirigentes de los Estados Unidos simplemente no han ocurrido “por ahora” (en las famosas palabras del ex comandante Chávez).  Pero lo que nos queda claro es que Chávez propone una redistribución de la riqueza del Estado y una alianza regional para combatir la hegemonía tradicional de Norteamérica. Chávez necesita resultados favorables y rápidos en la transición contra la hegemonía de los Estados Unidos. Un patrón regional desconcertante para ambos países es que parece clara una actitud de no alineamiento total con Venezuela ni con los Estados Unidos.

Cuestionamiento de Imperialismo y Democracia, y las Grandes Hipocresías en la Batalla para la Legitimidad
           
La lucha de palabras que marca la relación entre Venezuela y los Estados Unidos, como hemos visto, destaca el cuestionamiento y crítica al imperialismo de los EEUU en parte de Venezuela, y el gobierno de Bush cuestiona el comportamiento autoritario y anti-democrático de Chávez.  Sin embargo, debemos analizar si los líderes podrían usar estos argumentos sin ser hipócritas.  Vamos a ver que las palabras de los dirigentes deberián perder su validez cuando damos cuenta de que sus acciones a veces van en una dirección completamente opuesta. 
            Las relaciones entre Caracas y Washington empeoraron bastante en Noviembre de 2001, cuando Chávez, en la televisión, mostró fotos de niños muertos de los ataques estadounidenses contra Afganistán.  Los EEUU temporalmente retiraron su embajadora Donna Hrinak.  Eso no es decir que las relaciones antes eran buenas, pero este asunto marca cuando empieza la guerra de palabras y tácticas subversivas que desarrollarían hacia el Golpe de Estado.33
            En términos de discurso y diálogo, Washington ha sido un poco mas reservado en su lenguaje de criticismo a Chávez que a la inversa.  Muchas veces la administración republicana está inclinada a usar algunos políticos como Bush y Condoleeza Rice para criticar en una manera más sutil y usar otros políticos para atacar a Chávez en manera mas confrontativa como Otto Reich y Donald Rumsfeld.  En referencia al referéndum de 2004, Rice dijo, “La mejor cosa que el presidente Chávez puede hacer en este punto es demostrar que él cree en un futuro democrático para Venezuela y que respeta las esperanzas de su pueblo.”34 Rice también llamó a Chávez, “una fuerza negativa en la región”35 y que “él sigue un estilo de populismo latinoamericano que ha fracasado varias veces en la región.”36   Bush, en una conferencia en Marzo de 2005, en Monterrey, México dijo, “el apoyo de instituciones democráticas da esperanza y fuerza a la gente luchando para conservar sus derechos fundamentales, sea en Venezuela o Haití o Bolivia.”37   Con el tema de Chávez, Bush muestra un estilo verbal indirecto y presenta un fuerte contraste con Otto Reich quien dijo, “Con la combinación del genio malevolente de Castro con su experiencia en la guerra y con desesperación y con el dinero sin límites de Chávez, la paz de la región está en peligro.”38 Por último y en relación con el tema Rumsfeld sostiene que, “Hay un ‘asís’ emergente de subversión formando entre Cuba y Venezuela…estos países no son amigos de los Estados Unidos.”39  
Unos individuos en los Estados Unidos directamente proponen un reto al intercambio del petróleo basado en un argumento tradicional y moral.  La representante Connie Mack de Florida dijo, “Todos tenemos que reconocer que cuando compramos la gasolina de Hugo Chávez, llenamos los bolsillos de un leal enemigo de la libertad.”40 Otros como Pat Robertson, un ‘tele evangelista’ con bastante poder, plenamente llamó por el asesinato del ex comandante, en su programa de televisión en el 22 de Agosto 2005, diciendo,
“Yo no sé sobre una doctrina de asesinato, pero si él (Chávez) piensa que estamos tratando de asesinarlo, pienso que deberíamos hacerlo. Es mucho mas barato que una guerra y no pienso que el petróleo pare… Venezuela va a volver en la cuna de infiltración comunista y extremistas musulmanes en todo el continente…con una dictadura fuera de control, un enemigo peligroso del sur quien está controlando una grande reserva de petróleo que puede hacer daño a nosotros.”41  

Aunque la administración de Bush rápidamente condenó su comentario y la violencia de su sugerencia muchos consideran a Robertson es un loco con la disposición de decir cosas inapropiadas.  Lo cierto es que si no tuvieran restricciones muchos miembros de su gabinete estarían de acuerdo con el pensamiento de la tele evangelista.  Por lo menos, oficiales como Reich y Noriega estarían a favor con su propuesto.
A pesar de estas pocas citas del gobierno de los Estados Unidos, faltan los discursos interminables y apasionados de Chávez como así también los ataques personales las predicciones apocalípticas.
La forma verdadera de subvertir a Chávez ha sido la Fundación Nacional para la Democracia (NED), y los importantes contactos con las figuras de la elite y los medios de comunicación en Venezuela.  En 2003, el NED donó 1.046.323 dólares a organizaciones contra Chávez, también reclamando que las organizaciones pro-Chávez no han recibido apoyo porque han rechazado el ofrecimiento de la NED.42   Aunque la NED dice que es una organización neutral ha donado muchos recursos a grupos abiertamente hostiles al gobierno de Chávez.  Dos líderes de grupos que recibieron apoyo del NED fueron ofrecidos a altos puestos en el corto gobierno de Pedro Carmona después del golpe de 2002.  Un reportaje “Una Revista de la política estadounidense en Venezuela—Noviembre 2001 hasta Abril 2002” mostró que el Departamento de Defensa, el NED y otros programas de asistencia suministraron entrenamiento y apoyo sobre instituciones democráticas a individuos y grupos que más tarde estuvieron involucrados con el Golpe de Estado.43   En referencia al golpe, hay muchos otros factores que van en contra de la promoción de la democracia de los Estados Unidos.  La Casa Blanca aceptó la falsa resignación de Chávez cuando todas las otras naciones en el OEA lo condenaron al golpe.  El embajador estadounidense, Charles Shapiro, desayunó con Carmona durante las primeras horas de su gobierno de 48 horas y fue testigo a la decisión de Carmona de eliminar las instituciones democráticas.
Este incidente sólo fue e uno en una larga y bastante controvertida historia de la NED en Latinoamérica. Por ejemplo, la organización fue acusado de que dio más de 10 millones de dólares en un año solo a grupos en contra de los Sandinistas de Nicaragua, básicamente comprando la elección de 1990.44   Posteriormente en 1991, en una entrevista con Allen Weinstein, uno de los fundadores de la organización, dijo que, “Mucho de lo que hacemos hoy fue hecho clandestinamente por la CIA 25 años atrás.”45
 Es fácil llegar a la conclusión que pocas veces en la historia entre los Estados Unidos y Latinoamérica, los primeros han reconocido a la democracia como un valor más fundamental que sus intereses económicos.  El apoyo a Augusto Pinochet, la dinastía Somoza y “Papa Doc” Duvalier de Haití son unos pocos ejemplos de las muchas veces que Washington ha apoyado a un régimen anti-democrático y además represivo de los valores supuestamente fundamentales de la libertad y los derechos humanos.  Durante la presidencia de John F. Kennedy, la Alianza por el Progreso, que duró por un corto período de tiempo, es un programa único en que promovía la democracia por de intereses económicas. Sin embargo cuando los dirigentes estadounidense se dieron cuenta que los pueblos latinoamericanos votarían por los comunistas en elecciones libres, cambiaron su opinión el programa finalizó de manera abrupta.  En este sentido, la historia de difundir los valores democráticos en Latinoamérica muestra un pobre papel por parte de los EEUU.
            La hipocresía no termina en Latinoamérica sino también en sus relaciones geopolíticas y estratégicas con gobiernos autoritarios como Arabia Saudita, Pakistán, Rusia y China.  Hay un doble estándar que no se puede esconder.  Otro hecho interesante es que las otras organizaciones estadounidenses con papeles importantes en la promoción de la democracia, el Instituto Nacional de Democracia (NDI) y el Instituto Republicano Internacional (IRI), se quejan gravemente que la retórica democrática de la administración no está acompañada por recursos suficientes. Al respecto como un funcionario dice, “sería mejor si hubiera mas dinero y mas diplomacia serio y menos oportunidades para sonreír y sacar fotos”46
El lado de Chávez también está plagado por hipocresías en su discurso contra el imperialismo pero porque su popularidad es tan grande no son tan obvios ni importantes para el público.  En el Foro Social Mundial de 2006 en Caracas, Chávez dio un discurso anti-imperialista y anti-capitalista pero con varios problemas o asimetrías con sus políticas,

“Creo que, repito compañeros, compañeras; el tiempo se nos acorta, creo que no hay mucho espacio de maniobra, creo que no hay más allá del siglo XXI, si nosotros no cambiamos el rumbo del mundo en este siglo XXI, creo que la frase de Carlos Marx hoy tiene más vigencia que nunca y además un vigencia dramática, casi no hay tiempo pues: socialismo o muerte, pero muerte de verdad de la especie humana, y muerte de la vida en el planeta Tierra, porque el capitalismo está acabando con el planeta, el capitalismo está acabando con la vida en el planeta, el capitalismo está acabando con el equilibrio ecológico del planeta. Se deshielan los polos, se recalientan los mares, se inundan continentes, se destruyen bosques, selvas, se secan ríos y lagos; el desarrollismo destructivo del modelo capitalista está acabando con la vida en el planeta. Creo que es ahora o nunca”47

En este contexto, que el quinto productor de petróleo a nivel mundial, esboce problemáticas referidas al recalentamiento global y al cambio climático suena paradójico.  Pero la hipocresía mas atroz es que la mayoría del petróleo venezolano va al enemigo principal de Chávez, va al ‘Imperio’.  La evidencia está en plena luz y los números, a diferencia de palabras, no mienten.  Para los EEUU, Venezuela es uno de sus cuarto principales socios de intercambio de petróleo (con Canadá, México y Arabia Saudita incluido).  Autores como Jeny Mero y Nelson Schwartz sugieren que Chávez saltó al primer exportador de petróleo (en frente de Arabia Saudita y Canadá) del crudo a los Estados Unidos en 2005, con Pdvsa enviando 1.6 millones de barriles diariamente, que en combinación con las otras multinacionales (Texaco, Chevron, Exxon) consiste en 1/6 del petróleo importado por los EEUU.48   CITGO, un subsidiario de Pdvsa, tienen 14.000 estaciones de servicio dentro de los Estados Unidos, aunque la mayoría de las personas son ignorante de que el dueño es ningún otro que Hugo Chávez. 
Los EEUU consumen el 24% del petróleo en el mundo a nivel de 20 millones de barriles cada día, mucho más que en el segundo lugar China a 8% con 6 millones diario.49   Para Venezuela, el intercambio con los EEUU representa 60% de los totales de sus exportaciones y por lo menos 1/3 del GNP, un sector vital para su economía.50   Todas las reformas sociales que Chávez quiere hacer y que está haciendo en Venezuela usan las ganancias del petróleo. Para 2005, Pdvsa dedicó 4 mil millones u$s de sus finanzas para programas sociales y otros proyectos de infraestructura.51  
En 2004, Venezuela creció económicamente por 17% como resultado de la crisis de petróleo mundial.52   Con el paro de Pdvsa en fines de 2002 y a principios de 2003, Chávez se aprovechó de la situación para despedir 18.000 empleados y reorganizar la compañía en una manera favorable al presidente.  Podemos decir que es el elemento más importante en las economías de ambos países, entonces a pesar del discurso antagónica, los Estados Unidos resulta ser un cliente con un gran necesidad del recurso, capaz de pagar relativamente altos precios por un tiempo sostenido y solo cuatro días de viaje para los petroleros Venezolanos.
Por ahora, dice Víctor Poleo, experto venezolano en la industria petrolera, “La Cámara del petróleo de los Estados Unidos está contenta con el gobierno Venezolano”53

También en una entrevista con Lally Weymouth de Newsweek, Chávez suavizó su tono diciendo,

“El país es una cosa; tenemos muy buenas relaciones con la gente—como en el Bronx (un barrio en Nueva York donde Chávez visitó). Tenemos relaciones económicas. Tenemos una compañía que refina 800.000 barriles del petróleo diariamente…Tenemos 14.000 estaciones de gasolina en este país. Hemos mandado profesionales jugadores de béisbol al MLB. Pero los medios de comunicación está tratando de pintarme como el enemigo. Lo que dije es que esta administración…el gobierno funcionando es una administración terrorista, no todas las administraciones Estadounidense”54

Este párrafo seguramente no sería la primera frase de Chávez en una manifestación en el centro de Caracas, mostrando de nuevo su capacidad de adaptar su estilo y de crear una imagen según la situación.  Chávez no grita, “Yankees go home,” en las reuniones con la cámara del petróleo.55
Mientras en público Chávez no cesa de condenar el imperialismo de Bush y los EEUU, las inversiones en buena publicidad que el gobierno de Chávez pone  dentro del corazón del imperialismo son impresionantes.  Contrató una firma Patton Blogs LLC para mejorar su imagen en los EEUU, creó la Venezuelan Information Office por la misma razón y gastó un récord para Latinoamérica 15.363.398 u$s en un año en estas actividades.56   En diciembre del año pasado, en su compañía Citgo vendió gas para calefacción a descuento de 40% a 181.000 casas y departamentos en The Bronx, Harlem y otros barrios bajos en Nueva York y Massachusetts.57   En Abril de 2006, a 60 personas de los Estados Unidos les fueron regalados, viajes a Caracas para compartir una experiencia con el presidente Chávez.  Donna Santiago, una madre, soltera, desempleada y con dos hijas tuvo que decir esto sobre Venezuela,

“La única cosa que escuché sobre Chávez antes era que es una dictadura. Pero el hombre es muy lejos de eso. Es una persona muy amigable. Yo querría traerlo a la casa y ponerlo en la Casa Blanca…Ellos nos trataban como hermanos y hermanas…No me sentí como solo eran motivaciones políticas detrás del descuento del petróleo. Chávez solo es culpable de un corazón caluroso. ¿Por qué no saltó Exxon a la oportunidad cuando lo vieron a Chávez distribuyendo el petróleo? ¿Que tipo de personas son ellos?”58

Aunque esta táctica  como otra manera de avergonzar a Bush, similar a la situación con el Huracán Katrina cuando Chávez ofreció ayuda antes de que Bush saliera de su Rancho en Texas, demuestra la necesidad de tener buenas relaciones petrolíferas con los EEUU y su deseo de mejorar su imagen en el pueblo estadounidense.
También es difícil creer que Chávez sea tan revolucionario en sus políticas, citando la frase de Marx, “socialismo o muerte,” es drástica en comparación a lo que ha hecho. Y por toda la retórica del ex comandante, una reforma agraria masiva no sucedió, no expropió las compañías multinacionales petrolíferas sino renegoció contratos con más impuestos y continuamente está negociando para incrementar el precio de crudo en OPEP.  Elie Habaliana, una profesora Venezolana, preguntó, “¿Si aquí tenemos un discurso antiimperialista por qué estamos dando el bienvenidos al chairman de Chevron?” 59  Pone en cuestionamiento los meritos de una verdadera Revolución Bolivariana.
Un asunto regional que demuestra bien la doble relación de Chávez con los Estados Unidos y la hipocresía de su discurso es cuando Evo Morales de Bolivia inicialmente decidió no involucrarse en los acuerdos del Bloc Andino, (un grupo que busca negociar con los Estados Unidos sobre comercio que incluye los países Colombia, Perú, Ecuador y ahora Bolivia) después Morales se arrepintió y decidió en contra la voluntad de Chávez.  Michael Shifter, un analista experto con el Grupo Dialogo Inter-Americano, sugiere que “Morales no puede, económicamente, tomar la posición de Chávez.  Chávez, por supuesto, beneficia enormemente del mercado estadounidense, él exporta 60% de su petróleo al EEUU. Tiene sentido que Morales trate de aprovecharse en la misma manera.”60  

 

Los Efectos de los discursos de Chávez y Bush

Estos hechos solo demuestran las grandes hipocresías de esta situación pero no explican porque Chávez está disfrutando de un nivel de popularidad inalcanzable para el gobierno de Bush.   Atacando a Chávez con el argumento de valores democráticos al final no se ha logrado éxito en la administración estadounidense. ¿Por qué? Chávez tiene dos maneras de refutar las críticas.  Primero, ganó el referéndum de 2004 con una mayoría sustancial de 58,25 por ciento de los votos, que los observadores internacionales, el Centro Carter y la OEA, confirmaron y no denunciaron fraude sistemática en la elección.61   Ahora Chávez sólo tiene que indicar al resultado de la elección para desarmar los ataques sobre la democracia en contra de su gobierno.  También, a pesar de su abierto desprecio para las instituciones democráticas, el fracaso total del sistema Pacto de Punto Fijo (1958-1998) le permite a Chávez negar la relevancia de las instituciones en una manera aceptable para el pueblo.62  Chávez habla de una “democracia participativa” en vez del agotado sistema de la democracia representativa, lo cual traduce en la importancia del pueblo y su voto, y un menor grado de importancia de las instituciones.63   Por lo tanto, significaría que los ataques sobre el comportamiento anti-democrático de la consolidación de las instituciones bajo de poder presidencial no tendrían un efecto negativo para Chávez si pueblo venezolano ya creyera en otra práctica e institucionalización de democracia.               
Por el lado de Bush, el gran fracaso de exportar el sistema democrático a Irak ha desmentido sus políticas internacionales y ha creado un impedimento sustancial en la habilidad de criticar a Chávez por ser anti-democrática.  En combinación con acontecimientos como el escándalo en la Abu Ghraib cárcel, el constante escrutinio de la tortura en Guantánamo Bay y la masacre de 24 ciudadanos iraquíes en noviembre de 2005 y otros casos más han dolido la imagen de Bush en su campaña para el fortalecimiento de la democracia.  La misión gloriosa de liberar pueblos y difundir democracia se ve eclipsada; ya no tiene el mismo efecto que tuvo para el pueblo estadounidense que perdió su entusiasmo en la causa.  Ahora Bush sufre de una tasa de aprobación entre 30-40%64 , un nivel extremamente bajo para un presidente estadounidense.  En una encuesta de 2006 sobre la confidencia en  política extranjera del EEUU, ciudadanos de los Estados Unidos escogieron la “dependencia en energía extranjera” como el problema número uno y la meta de “la expansión de la democracia a otros países” fue la última en la lista de 18 temas de concierne de los respondientes, solo una tasa de 20% declaró el problema de ser un tema “muy importante.”65   La evidencia no es buena noticia para la administración de Bush.  El discurso de la democracia está teniendo un efecto moral menos  importante para la gente de los Estados Unidos, un impedimento grave en su misión de denostar a su oponente.
Chávez, en contraste a Bush, está disfrutando una popularidad tremenda en Venezuela. Cerca de 70%66 de apoyo a pesar de las hipocresías en sus discursos.  Con sus programas sociales, sus discursos populistas y ataques contra el imperialismo de los EEUU, y su constante imagen en su programa de televisión Álo Presidente ha logrado aumentar no sólo su popularidad sino ha reforzado su poder.  Una demostración de este elemento puede haber visto en sus referencias a una invasión estadounidense. 
Desde el golpe fracasado en Abril 2002, Chávez continúa advirtiendo sobre la eminente invasión de Venezuela por los imperialista estadounidenses, en una entrevista conducida por Jeny Mero y Nelson Schwartz a una pregunta sobre la extraña habilidad de otro intento de golpe dirigido por los Estados Unidos, el comandante dice, “Sin ninguna duda porque sabemos quien está en la Casa Blanca, y es capaz de absolutamente todo. El gobierno de Señor Bush ha convertido los Estados Unidos en un país terrorista. Sin embargo, tenemos mucha fe, y estamos trabajando para impedir cualquier otro conflicto.”67 Después, en respuesta a la pregunta ¿Hay un escenario donde se puede ver el paro de la exportación a petróleo a los Estados Unidos? Chávez dice, “Sí, podría pasar si hubiera una agresión directa contra Venezuela. Si eso pasara, pues por supuesto no habría petróleo mandado a los Estados Unidos. Tal vez para nadie. Si nuestra producción fuera afectado, estoy seguro que el precio subiría a 100 dólares por barril.”68   Su constante preocupación pública sobre la posibilidad de una invasión le sirve porque si bien no es realista (para los Estados Unidos ya no se queda la opción de intervención militar en Venezuela después del golpe fracasado y su profunda involucramiento en Irak), trae mucha atención hasta el punto que los Estados Unidos no actuaría militarmente ni si quisiera o pudiera.  También, para los Estados Unidos, la amenaza de subir los precios del petróleo causa un temor de igual magnitud que un golpe de estado por el venezolano.  No queda mucha para responder tampoco, sino para negar las acusaciones como locuras paranoicas.
            En nivel doméstico, los venezolanos que creen que los EEUU van a invadir han subido desde 10% a 30% de la población.69 Chávez se aprovecha de la situación causando miedo y reforzando su poder mediante la creación de milicias civiles leales al presidente que se preparan para la invasión e importando 100.000 AK-47s de Rusia.  Esta es parte de un amplio proceso de la militarización de la sociedad y la consolidación de poder.
Finalmente, y más importante aún, la popularidad que Chávez tiene está basada en que ha hecho lo que ningún político Venezolano hizo en décadas, gastar los recursos en beneficios públicos. Hay varias estadísticas en los gastos pero existen estimaciones que entre ocho y diez mil millones de dólares fueron inyectados en programas sociales, las misiones, en 2005. 70  De la gente que apoya a Chávez sólo un 15 por ciento han visto beneficios directos de los programas de Chávez pero el otro 85 se mantiene optimista.71   Lo que esta claro es que muchos tienen fe en Chávez y, si no hay socialismo revolucionario por lo menos hay una redistribución de ingresos. A pesar del cuestionamiento de la eficiencia del uso del petróleo adentro de Venezuela y su habilidad a largo plazo, el elemento de petróleo como una herramienta de diplomacia, popularidad doméstica, la ganancia de apoyo en la región ha sido un gran talento de Chávez. 


Conclusión
Ningún lado en esta lucha geopolítica por la hegemonía regional quiere tener relaciones económicas con el otro por eso existiría una dramática guerra de palabras. Debemos tener en claro que el comercio no significa una amistad en este caso.  Para los EEUU, Chávez (especialmente su discurso movilizador) representa una amenaza no sólo a la hegemonía regional sino también cuestiona la balanza del poder global. En una conferencia en Calcuta, India Chávez dijo, “Los dueños de siglo diecinueve y siglo veinte eran Europa y los Estados Unidos pero Asia, África y Latinoamérica somos dueños de este siglo.”72  También Chávez seguiría presionando en las reuniones de OPEP por menos producción y altos precios, un aspecto insoportable para la administración de Bush.  Pero el hecho que Venezuela exporta 2/3 de su petróleo a los Estados Unidos y el EEUU importa 15% de su petróleo, no es un lazo que se vaya a quebrar fácilmente.  El intercambio de petróleo entre Venezuela y los Estados Unidos es una actividad no deseable pero imprescindible para ambos países. Los EEUU seguirían comprando a Chávez mientras desarrolla una búsqueda de alternativas.  Chávez vendería su petróleo a los EEUU para financiar sus políticas populistas y socialistas.  El analista político venezolano, Alberto Garrido, muestra su opinión sobre este tema,

“Él (Chávez) está determinado en su misión de destruir al imperialismo. Lo cual para el es el imperio de los EEUU…Chávez es tácticamente pragmático pero estratégicamente obsesivo. Por que es pragmático, seguirá vendiendo petróleo a los Estados Unidos y resistir presión de parar de los sectores más radicales de su movimiento…lo que se necesita entender es que su principal interés es geopolítico. Todas las cosas ambiguas necesita reconocimiento que está en una etapa transicional. El permite que los EEUU sigue comprando su petróleo para reforzar su proyecto.  Su proyecto---el lo ha dicho su mismo--- será un proceso de 20-30 años.” 73

Los Estados Unidos, por el otro lado, es dependiente del petróleo del extranjero hasta el extremo, y no hay muchas alternativas a esta dilema a corto plazo. Venezuela tiene una riqueza extensa en la comodidad del crudo y la accesibilidad al petróleo.  Dan Arvizu, el director de la Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), dice que por lo menos los Estados Unidos necesitan 25 años para crear suficientes energías alternativas y eso sólo va a suceder con un esfuerzo sostenido y más apoyo gubernamental en exploración científica.74  

            Por ahora, el intercambio aparentemente descarado de petróleo en contraste con los discursos hostiles produce una gran contradicción para ambos líderes.  Sin embargo ninguno de los líderes tendría su reputación sustancialmente dañada por este hecho hipócrita.  A nivel doméstico, como resultado de su capacidad de conectar con el pueblo en su discurso y el simple hecho que hay una distribución de la riqueza mineral en formas de obras sociales por la primera vez en mucho tiempo, resultaría en un crecimiento de popularidad para Chávez, dejando pasar las hipocresías entre sus acciones y su discurso.  El ex comandante luchaba mucho para consolidar su poder, superando un golpe de estado, varios paros sindicales y un referéndum y ahora está disfrutando una etapa de novedad y de optimismo.  Chávez tendría mucho éxito en su habilidad de atacar el imperialismo de los EEUU usando un discurso nacionalista con un énfasis en una batalla entre los pueblos oprimidos contra la represión de la elite, un tema con mucho efecto para el pueblo venezolano.  Bush también sería un blanco fácilmente pegado por sus equivocaciones en Irak y un cuestionamiento de su habilidad de expresarse.  En otras palabras, para Chávez sería mucho más difícil atacar a un oponente con una similar habilidad en retórico.
Bush experimentaría un extremadamente bajo nivel de apoyo doméstico e internacional pero no por las hipocresías con el petróleo, sino Bush trataría de condenar a su oponente usando el valor nacionalista de la democracia, pero fracasaría por las contradicciones e hipocresía en este discurso.  Primero, la decisión unilateral de ir a la guerra con Irak rechazando las instituciones multilaterales, la ONU, anuló su discurso de liberalismo internacional.  Después, perdió su credibilidad completamente en el nivel doméstico e internacional por la inhabilidad de imponer la democracia estadounidense a Irak. También por su apoyo al fracasado golpe en contra de Chávez, lo cual señalaría una contradicción directa con su ideología de liberalismo democrático y reforzaría las huellas antidemocráticas en el comportamiento histórico de los EEUU en Latinoamérica.  Chávez se aprovecharía de hacerlas obvias y el pueblo estadounidense se desilusionaría con el tema de exportando democracia.  Tampoco afectaría el pueblo venezolano que ya tendría otro concepto de la definición de democracia como resultado de la reacción fuerte contra el sistema puntofijista.
Sin embargo, el éxito doméstico que tendría Chávez no necesariamente sería reflejado en el esquema internacional.  Tal vez, su discurso radical ha aislado aliados potenciales.  La elección de García en Perú y el distanciamiento de Brasil después de la nacionalización de gas en Bolivia mostrarían un estancamiento en la batalla por influencia regional entre Bush y Chávez.  Ahora Nada está determinada; Chávez es un político muy imprevisible y la crisis  del petróleo en los EEUU seguramente va a producir mas elementos complejos en esta relación.

.........................................................................

Bibliografía

Libros:

Barrera Tyszka, Alberto y Cristina Marcano. Hugo Chávez sin uniforme: una historia personal. Buenos Aires, Debate: 2005, pp. 7-389

Revistas:

Alvarado Chacín, Neritza. “Populismo, Democracia y Política Social en Venezuela.” Fermentum; Septiembre-Diciembre 2005, Año 15 N˚ 44, pp. 305-329

Cardozo, Elsa y María Teresa Romero. “Aproximación a la propuesta internacional de Hugo Chávez: las concepciones de democracia e integración.” Revista Venezolana de Análisis de Coyuntura; Enero-Junio 2002, Año 8 N˚1, pp. 153-173

Contreras, Joseph y Phil Gunson. “Victor: Hugo; Flush with petrodollars and bolstered by the support of poor citizens across the region, Hugo Chavez has succeeded in redefining the debate in Latin America.” Newsweek (International Edition) 31/10/2005, p. 48

Forero, Juan. “Chavez uses aid to win support in the Americas.” The New York Times; 04/04/2006, p. A1
Hawkins, Kirk. “Populism in Venezuela: the rise of Chavismo.” Third World Quarterly; 2003, Vol. 24, No. 6. pp. 1137-1160

Hoffmann, Stanley. “The crisis of International Liberalism.” Foreign Policy; 2005, N˚98, pp. 159-177

Hilton, Isabel y Simon Hooper. “Latin America Rises Up.” New Statesman London; 20/06/2005, Vol. 18 Issue 864, pp. 12-15

 Jackson, Hunter. “Refining Power.” Earth Island Journal; spring 2006, Vol. 21 Issue 1, pp. 32-35

Jones, Bart y Teresa Malcolm. “U.S. funds aid Chavez opposition.” National Catholic Reporter Kansas City; 02/04/2004, pp. 3-5

Katz, Marisa. “Democratises.” New Republic; 06/06/2005, Vol. 232 Issue 21/22, pp. 19-21

Lopez Maya, Margarita. “Venezuela 2001-2004: actores y estrategias.” Cuadernos del Cendes; Mayo-Agosto 2004, pp. 105-128.

Maykuth, Andrew. “How Chavez captures hearts of U.S. citizens: Oil discounts are just part of the Venezuelan leader’s marketing.” The Philadelphia Inquirer; 30/05/2006, pp. 1-3
(Database: Lexis-Nexis)

Mero, Jenny y Nelson D. Schwartz. “'OIL COULD RISE ABOVE $100.'”
Fortune; 10/3/2005, Vol. 152 Issue 7, p. 133
(Database: Academic Search Premier)

Mero, Jenny y Nelson D. Schwartz. “OIL'S NEW MR. BIG.”
Fortune; 03/10/2005, Vol. 152 Issue 7, pp. 123-133 (Database: Academic Search Premier)

Pei, Minxin. “The Paradoxes of American Nationalism.” Newsweek; Mayo/Junio 2003, pp. 31-37

Tayler, Letta. “Giving and taking; Hugo Chavez uses Venezuela’s massive oil reserves to appease poor, strengthen his stand against the U.S.” Newsday; 07/05/2006, p. A6

Weymouth, Lally. “Hugo Chavez; ‘A Terrorist Administration’” Newsweek (International Edition); 10/10/2005, p. 76

“New Peruvian president tells Venezuela to back off.” The Calgary Herald; 06/06/2006, p. A2

“Bruised but unbowed.” Economist; 10/06/2006, Vol. 379 Issue 8481, pp. 34-36

Revistas Electronicas

Beaumont, Peter. “Observer Review Feature.” The Observer; 07/05/2006, pp. 1-7
(Database: Lexis-Nexis)

Ismi, Asad. “The World Bank: false profits in the developing world.” Canadian Dimension Winnipeg; Enero, 1998, Vol. 32 Issue 1, pp. 35-37.
(Database: ProQuest)

Lobe, Jim. “Caribbean: U.S. lags on disaster aid, but Chavez offers a hand.” Global Information Network; 05/10/2004, pp. 1-4
(Database: ProQuest)

Lobe, Jim. “Politics-U.S.: Americans irked over dependence on foreign oil.” Global Information Network; 30/03/2006, pp. 1-4
(Database: ProQuest)

Lobe, Jim. “Politics: Bush’s new ‘Axis of Evil’—Castro and Chavez.” Global Information Network;
25/03/2005, pp. 1-4
(Database: ProQuest)

Márquez, Humberto. “Venezuela: Chavez foes put on trial, heightening tension with the U.S.” Global Information Network; 14//07/2005, pp. 1-3
(Database: ProQuest)

Márquez, Humberto. “Venezuela: Chavez says U.S. played key role in ’02 coup attempt.” Global Information Network; 18/02/2004, pp. 1-4
(Database: ProQuest)

Márquez, Humberto. “US-Venezuela: From hostile rhetoric to the brink of confrontation.” Global Information Network; 15/01/2004, pp. 1-5
(Database: ProQuest)

Márquez, Humberto. “Venezuela: Bush expected to ignore Chavez’s taunts.” Global Information Network; 19/02/2004, pp. 1-4
(Database: ProQuest)

Millard, Peter. “Venezuela Chavez’s approval rating at 70,5%” Dow Jones Newswires; 02/03/2005
<www.globalexchange.org/countries/americas/venezuela/3036.html>

Simkin, Mark. “Peru elects former disgraced leader.” ABC Transcripts; 06/06/2006, p. 1

(Database: Lexis-Nexis)  

Solano, Gonzalo. “Andean Bloc presidents to chart new path.” The Associated Press; 13/06/2006.
<seattlepi.nwsource.com/national/1102AP_Andean_Trading_US.html>

Stevenson, Mark. “Mexico Hopeful takes hard line vs. NAFTA.” The Associated Press; 18/06/2006.
<news.yahoo.com/s/ap/20060618/ap_on_re_la_am_ca/mexico_leftist_candidate_2>

Sitios de Internet

BBC News, 17/02/2006. “US warns against Chavez ‘danger’”

Cia World Fact Book.

Estadísticas de Aprobación de Bush.

Nationmaster.

Venezuela Analitica.

Venezuela Gobierno

White House

Wikipedia Iran-Contra Affair

Wikipedia Roger Noriega

Wikipedia Pat Robertson

Documentos:

Cividanes, Jorge Lazo.  “Aproximación a los fundamentos ideológicos del discurso político de Hugo Chávez Frías (1992-2000).” Universidad Simón Bolívar, professor Dr. Gonzalo Barrios-Ferrer; Septiembre, 2000. pp. 71-209

Discurso de Dan Arvizu ante Congreso. “Unlocking America’s engergy resources: the next generation.” Congressional Quarterly, 18/05/2006
(Data base: Lexis-Nexis)

Discurso de Hugo Chávez en Mar Del Plata, Argentina. 4/11/2005.
<www.lavallese.org> pp. 1-12

Discurso de Hugo Chávez ante la 60˚ Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. 15/09/2005.
<www.analitica.com/biblioteca/hchavez/discurso_onu.asp>

Discurso de Hugo Chávez en el VI Foro Social Mundial. 27/01/2006.
<www.venezuela.gov.ve/>

Discurso Inaugural de George W. Bush. 20/01/2005.
<www.whitehouse.gov/news/releases/2005/01/20050120-1.html>

Discurso de George W. Bush ante la National Endowment for Democracy (NED). 6/10/2005.
<www.whitehouse.gov/news/releases/2005/10/20051006-3.html>

Harnecker, Marta. Entrevista con Hugo Chávez. 02/07/2002.
<www.lainsignia.org/2002/julio/ibe_024.htm>

Weyland, Kurt. “How long can Hugo Chavez last? The dilemmas facing Venezuela’s Neopopulist Leader.”
Ensayo para la conferencia de “Venezuela’s Bolivarian Republic: Policies, Support, Duration” XXIII International Congress of the Latin American Studies Association Washington, DC, September 6-8, 2001, pp. 1-25

.........................................................................

* Andrew Rup George Whasington University - EEUU


1 Barrera Tyszka y Marcano, p. 36

2 Ibid, pp. 54-56

3 Ibid, p. 71

4 Ver. Hawkins, “Populism in Venezuela: the rise of Chavismo” pp. 1137-1160

5 Ver.  Hoffmann, pp. 159-177

6 Ver. <en.wikipedia.org/wiki/Iran-Contra_Affair>

7 Jones y Malcolm, p. 4

8 en.wikipedia.org/wiki/Roger_Noriega

9 Harnecker, 3/7/2002

10 Barrera Tyszka y Marcano, p. 374

11 Hawkins, p. 1137

12 Ver.: Weyland, pp. 1-25

13 Barrera Tyszka y Marcano, p. 366

14 Chávez, Discurso ante la ONU, 15/09/2005

15 Bush, discurso inaugural, 20/01/2005

16 Pei, pp. 35-36

17 Bush, discurso frente la NED, 6/10/2005

18 Pei, p. 31

19 Ver: Cividanes, p. 180

20 Ibid, p. 182

21 Ismi, p. 35

22 Ibid, p. 35

23 Hilton y Hooper, p. 12

24 Chávez, discurso en Mar Del Plata 4/11/2005

25 Tayler, p. A6

26 Lobe, “Carribean: U.S. lags on disaster aid but Chavez offers a hand” p. 2

27 Forero, p. 1

28 Ibid, p. 1

29 Simkin, p. 1

30 Calgary Herald, p. A2

31 The Economist, “Bruised but unbowed” p. 34

32 Stevenson, p. 1

33 Márquez, “Venezuela: Chavez says U.S. played key role in ’02 coup attempt” p. 3

34 Márquez, “US-Venezuela: from hostile rhetoric to the brink of confrontation” p. 4

35 Lobe, “Politics: Bush’s New ‘Axis of Evil’—Castro and Chavez” p. 3

36 BBC News, “US warns of Chavez ‘danger’” 17/02/2006

37 Márquez, “US-Venezuela: from hostile rhetoric to the brink of confrontation” p. 2

38 Lobe, “Politics: Bush’s New ‘Axis of Evil’—Castro and Chavez” p. 2

39 Márquez, “Venezuela: Chavez foes put on trial, heightening tension with U.S.” p. 2

40 Mero y Schwartz, “Oil’s New Mr. Big” p. 124

41 en.wikipedia.org/wiki/Pat_Robertson

42 Jones y Malcolm, p. 3

43 Ibíd., p. 4

44 Ibid, p. 4

45 Ibid, p. 4

46 Katz, p. 21

47 Chávez, discurso frente el VI Foro Social Mundial 27/01/2006

48 Mero y Schwartz, “Oil’s new Mr. Big” p. 123

49 www.nationmaster.com

50 www.odci.gov/cia/publications/factbook/index.html

51 Mero y Schwartz, “Oil’s new Mr. Big” p. 125

52 Jackson, p. 32

53 Márquez, “Venezuela: Bush expected to ignore Chavez’s taunts” p. 4


54 Weymouth, p. 76

55 Barrera Tyszka y Marcano, p. 294

56 Ibid, p. 293

57 Tayler, p. A6

58 Maykuth, pp. 1-3

59 Contreras y Gunson, p. 48

60 Solano, p. 1

61 Lopez Maya, p. 123

62 Vid: Alvarado Chacín

63 Vid: Cardozo y Romero

64 www.hist.umn.edu/~ruggles/Approval.htm

65 Lobe, “Politics-US: Americans irked over dependence on foreign oil” p. 3

66 Millard, <www. globalexchange.org/countries/americas/venezuela/3036.htm> 02/03/2005

67 Mero y Schwartz, “Oil could rise above $100”, p. 133

68 Ibid, p. 133

69 Beaumont, p. 3

70 Forero, p. 2

71 Barrera Tyszka y Marcano, p. 377

72 Jackson, p. 32

73 Beaumont, p. 5

74 Discurso de Dan Arvizu, 18/05/2006