Revista de Ciencia PolŪtica
Untitled Document
Revista Nº14 " RESE√ĎA "

Rese√Īa : Serge Audier : ¬ę El nuevo liberalismo : ¬Ņrevisi√≥n o mutaci√≥n del liberalismo ? ¬Ľ Paris, La d√©couverte, 2006, 16 pp.

 

Rese√Īa: SERGE AUDIER: ¬ęLe nouveau lib√©ralisme¬Ľ: ¬Ņr√©vision ou mutation du lib√©ralisme? Paris, La d√©couverte, 2006[1], 16 pp.

Principio del formulario

Final del formulario

 

Dr. Brahiman Saganogo

Universidad de Guadalajara

 

El fragmento que rese√Īamos, del catedr√°tico franc√©s, profesor de filosof√≠a pol√≠tica, constituye uno de los argumentos fehacientes de la apertura del debate ideol√≥gico sobre esta √°rea de la econom√≠a pol√≠tica ignorada con raz√≥n o sin ella, por economistas y polit√≥logos.

La idea central en torno a la cual gira el fragmento, objeto de estudio, es sin duda alguna, la inadecuación o la incompatibilidad entre socialismo liberal y liberalismo clásico.

El texto a rese√Īar es el primero de los cuatro cap√≠tulos que consta el libro, centrado en el estudio de la tendencia pol√≠tico-econ√≥mica, aun intelectual conocida como el ‚ÄúSocialismo liberal‚ÄĚ, ideolog√≠a propia de la econom√≠a pol√≠tica que desde su nacimiento, se afirm√≥ seg√ļn Audier, como la doctrina contraria al ‚Äúliberalismo burgu√©s‚ÄĚ y del totalitarismo comunista.

Estructuralmente, el t√©rmino ‚ÄúSocialismo liberal‚ÄĚ remite al sustantivos ‚ÄúSocialismo‚ÄĚ y al ep√≠teto ‚Äúliberal‚ÄĚ que deriva de ‚ÄúLiberalismo‚ÄĚ. En efecto, el Socialismo es una doctrina de organizaci√≥n social que pretende prevaler el inter√©s colectivo sobre los intereses particulares mediante una organizaci√≥n colectiva y el control por la sociedad generalmente, por el Estado. El Socialismo designa por otro lado, el predominio de la acci√≥n concertada de la colectividad en la producci√≥n y en la repartici√≥n de las riquezas. Con todo, el Socialismo es una corriente aun, un movimiento basado en el corporativismo caracterizado por el modo econ√≥mico: la colectividad social.

Tocante al ‚ÄúLiberalismo‚ÄĚ, √©ste se define por una parte, como la actitud y la doctrina de los liberales, partidarios de la libertad pol√≠tica y de la libertad de conciencia, por otra parte, es el Liberalismo, la doctrina seg√ļn la cual la libertad econ√≥mica y el juego libre de la empresa no deben ser obstaculizados. Se caracteriza por la libre competencia sin intervenci√≥n del Estado. Partiendo de estas definiciones, se perciben ‚Äúliberalismo‚ÄĚ y ‚ÄúSocialismo‚ÄĚ como t√©rminos sem√°nticamente opuestos. Ahora, ¬Ņqu√© es del ‚ÄúSocialismo liberal‚ÄĚ?

El precursor del Socialismo liberal es el socialista y republicano Fran√ßois Huet (1814-1869) quien fundamenta su teor√≠a sobre los principios de libertad, igualdad y de fraternidad, en la idea del Estado que ha de eliminar el anarquismo, el comunismo y en el liberalismo econ√≥mico. Para Huet, el Socialismo liberal se define como: ‚Äúuna libertad amiga del orden, un orden compatible con la libertad, he all√≠ que exige la felicidad de los Estados; he all√≠ el anhelo de un socialismo liberal‚ÄĚ (p. 22).

M√°s que una asociaci√≥n antit√©tica (tomando en cuenta tanto el significado del socialismo como el del liberalismo), el termino denota una tendencia que se impuso desde sus inicios en Italia donde uno de los promotores fue Carlo Rosseli con su libro Socialismo liberal (1930) cuya tesis fue dirigida contra el socialismo ‚Äúburgu√©s‚ÄĚ y el comunismo totalitario.

Ubicado entre Socialismo y Liberalismo, el Socialismo liberal es la tendencia doctrinal basada en la protección de la libertad individual, la tolerancia, la distinción entre la sociedad civil y el Estado en el lugar del mercado, y en la idea del republicanismo, el rol del civismo, el respeto de las instituciones republicanas y en el reajuste de un capitalismo a vocación social y de justicia.

Para Audier, el Socialismo liberal no es ‚Äúuna adaptaci√≥n de la social-democracia al capitalismo‚ÄĚ (p. 9), sino que apunta solamente una adecuaci√≥n de los ciudadanos al principio de la solidaridad, y con los preceptos del liberalismo econ√≥mico.

El ‚Äúnuevo liberalismo‚ÄĚ: ¬Ņrevisi√≥n o mutaci√≥n del liberalismo? Es para Audier, la concepci√≥n de una nueva tendencia, el ‚ÄúSocialismo liberal‚ÄĚ que se deriva del nuevo liberalismo‚ÄĚ ingl√©s y del republicanismo preconizado por Giuseppe Mazzini, liberalismo entendido como la uni√≥n de la libertad y la solidaridad. De ah√≠ que el Socialismo liberal surge de las cenizas del ‚Äúviejo‚ÄĚ liberalismo y se declara al mismo tiempo como la suma de las teor√≠as del liberalismo, la intervenci√≥n del Estado para encarar los temas sociales, el dejar-hacer y la libertad de los contratos. El socialismo liberal es pues, un ‚Äúnuevo liberalismo‚ÄĚ conforme con el capitalismo contempor√°neo.

El Socialismo liberal -conviene se√Īalarlo-, marca una ruptura con el liberalismo econ√≥mico considerado un tanto dogm√°tico debido al poder√≠o destructor de la sociedad sobre el individuo. Habida cuenta de este poder tan aniquilador de la sociedad en el sistema econ√≥mico liberal, se concibe un nuevo estado econ√≥mico y social que ya no estar√° ‚Äúdividido en ociosos y industriales‚ÄĚ sino que fundamentado en la gran libertad de acci√≥n individual en una ‚Äúpropiedad com√ļn de la materias primas del globo [‚Ķ] en una participaci√≥n equitativa de todos los beneficios de la asociaci√≥n del trabajo‚ÄĚ (p. 9).

El Socialismo liberal se caracteriza por la distinción de las leyes de la producción de las riquezas y de las de su distribución, distinción como una necesidad mutua y además, depende de las instituciones; y desde entonces, la propiedad privada no podrá depender de la conquista sino del trabajo y a eso, la revisión de la relación entre trabajo y la remuneración.

Para los liberal-socialistas o socio-liberales, el capitalismo no es más que una tendencia imaginaria aunque no niegan la importancia de la iniciativa privada; sino aconsejan que al lado de la libertad civil, se haga constantemente una revisión del orden social y de la soberanía popular. Lo que se entendería en la práctica, como la lucha para conciliar libertad con una ley imparcial es decir, encontrar una libertad social que no es la de un individuo a costa de otro, sino la de todos los ciudadanos de una nación.

La intervención del Estado arriba mencionada, consiste en contrarrestar aun prohibir las relaciones de dominación y de aniquilamiento dentro de las sociedades mediante la justa y rigurosa aplicación de la ley estatal de trabajo, ley que debe insistir en el derecho al trabajo y a la remuneración digna.

El socialismo liberal es a pesar de todo, una doctrina democr√°tica puesto que respeta las teor√≠as del liberalismo aunque a√Īade a √©stas, otras teor√≠as orientadas hacia el desarrollo del individuo. Adem√°s, su manera de ver la propiedad privada difiere de la del ‚Äúviejo liberalismo‚ÄĚ y del ‚Äúsocialismo oficial‚ÄĚ ya que s√≥lo pretende [el socialismo liberal] un ajuste del principio que otorga a unos todas las ventajas y a otros, ning√ļn beneficio real. Por eso, el Socialismo liberal insiste en la intervenci√≥n del Estado dado que los individuos tienen constitucionalmente, derecho a la protecci√≥n social.

Si el Socialismo liberal aboga por la conciliación de la solidaridad con la libertad, eso no es otra cosa más que el establecimiento y el reconocimiento de un ideal republicano, esto es, un ideal que tome en cuenta al Estado solidario, al derecho al patrimonio, a la libertad de conciencia, de prensa, de trabajo y de política y, a la libertad económica.

En suma, el Socialismo liberal es la nueva fórmula de la economía política o de una economía de mercado con base de propiedad social mejor dicho, un liberalismo social.

 



[1] [SERGE AUDIER: ¬Ņ‚ÄúEl nuevo liberalismo‚ÄĚ: revisi√≥n o mutaci√≥n del liberalismo?], pp. 7-22, en Audier Serge. Le socialisme liberal, Paris, La d√©couverte, 2006, 128 pages.